Dialecto Urbano con Alí Agüero

Para Dialecto Urbano

Alí Agüero

El canto coral venezolano, desde hace algún tiempo, ha comenzado a sufrir ciertos cambios, ¡perdón! ¿dije sufrir?, me equivoqué y ofrezco disculpas por eso, en todo caso, quise decir todo lo contrario; el canto coral venezolano, se ha vestido de un nuevo disfrute, al ir aceptando poco a poco una manera un poco atrevida diría yo, de arreglos vocales, que están siendo interpretados por algunos coros de nuestro país.

¿Quién comenzó? ¿Cuándo? ¿Quién tiro la “primera nota”?

Esta es mi historia.

Cuando ingresé al mundo coral, tomando un autobús llamado Orfeón Universitario, escuché decir que los arreglos de la profesora Modesta Bor, para aquel momento 1962, estaban siendo buscados por los directores de grupos corales, porque sonaban muy bien y había que tener al menos uno, en el repertorio, para incluirlo en el programa del próximo concierto.

Siempre ha habido un atrevido, en cualquier especialidad o área de la vida y en aquel momento, Modesta Bor era la abanderada. Imagino que paralelamente, hubo otros más que se atrevieron, pero quizás no tuvieron los contactos, el valor incluso de mostrar lo que se les estaba ocurriendo, o la suerte de encontrar un director que quisiera montar en su coro, alguno de sus arreglos.

Para que tenga frutos este tipo de atrevimientos, es necesario que se den dos cosas fundamentales: que exista el arreglo y que exista el director que comulgue con este tipo de ideas, si no es así, habrá una banqueta llenándose de arreglos, esperando que alguien los descubra, para darlos a conocer en las voces de alguna agrupación vocal, que se convertiría por esta razón, en un coro muy especial.

Luego de un tiempo, más o menos largo, del cual comenté al inicio de estas líneas, comenzó a suceder algo inaudito e increíble, El Coro Académico de Caracas, dirigido por Emilio Solé, incluyó en su repertorio un tema titulado “Es La luz” arreglado por Kodiak Agüero. Aquí se encontraron los atrevimientos descritos anteriormente: un director, Emilio Solé, quien se abrió a esta nueva propuesta de arreglos y un arreglista, Kodiak Agüero, quien encontró un instrumento con ganas de hacer oír, uno de sus primeros arreglos corales.

Por otra parte, no sé si antes o después de la grabación de El Coro Académico de Caracas, Óscar Galián escribía en esa misma onda, él tenía para aquel momento, el privilegio de dirigir su propio coro (Grupo Vocal Federico Ruiz), el mandado lo tenía resuelto, tenía el instrumento en sus manos.

Recuerdo haber asistido a una edición del Festival Caribe donde Óscar Galián, José Mena y Kodiak Agüero, llevaron arreglos y fue un total revuelo en el ambiente coral de la ciudad. Se había marcado el camino, que hasta los actuales momentos y sin ánimo de detenerse, encontramos en los diversos grupos corales, que se han ido sumando poco a poco a la nueva corriente de armonías, que hasta aquel momento, muchos no se atrevieron a cantar, ni otros tantos a escribir. Se oyeron otros nombres de arreglistas y compositores: César Alejandro Carrillo, Armando Lovera, etc., quienes también contribuyeron enormemente, al nuevo sonido coral venezolano. Es muy posible que alguien no haya sido nombrado pero repito que ésta es mi historia, no afirmo que sea “la historia”

Dialecto Urbano, es una agrupación que aparece luego de la desaparición de Signo In y del receso momentáneo, de Fusión IV. Los integrantes de estos grupos, han llegado y se han ido; no así sus arreglistas, José Mena y Kodiak Agüero, quienes se mantienen fieles a su propuesta, hacer más y mejor música para ser cantada por agrupaciones corales.

Con Dialecto Urbano, queda demostrado.

© 2021 Dialecto Urbano, Vocal Ensemble | Todos los derechos reservados. Desarrollo Web Elssen Beatriz Lombó.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad